LAS ARRUGAS NO SON PRODUCTO DE LA EDAD

Al hablar de arrugas pensamos, erróneamente, en edad. «Si tienes arrugas, eres viejo». ¿Cómo podría ser de otra forma? La experiencia nos dice que nuestras abuelas y abuelos eran viejos.

Si cuando eramos niños alguien nos hubiese preguntado cómo sabíamos que nuestros abuelos eran viejos, muy probablemente hubiésemos respondido: «Evidente. Tienen arrugas». A medida que crecimos, vimos a nuestros padres envejecer. ¿Y nosotros? El espejo nos recuerda, todas las mañanas, que cada vez nos parecemos a nuestros abuelos. Vamos, que tenemos arrugas.

¿Qué son las arrugas?

El Diccionario de la Real Academia Española nos define la palabra «arruga» así:

arruga

/a.ˈru.ɣa/ De arrugar. Del lat. irrugāre.

1.f. pliegue que se hace en la piel ordinariamente por efecto de la edad.
(REAL ACADÉMIA ESPAÑOLA (RAE);et al., 2020).

Sin embargo, las «arrugas» no son producto de la edad.

La aparición de los pliegues en la piel que llamamos «arrugas» son producto de la acción de un conjunto factores que deterioran la piel, sostenida a lo largo del tiempo.

Es por ello que percibimos sus consecuencias — y por tanto las asociamos — con la edad.

Por ello, sería más preciso el definir a las arrugas como «pliegues que se forman en la piel ordinariamente por efecto de factores que la deterioran, temporal o permanentemente.»

 

¿Cuáles son las causas de la aparición de arrugas en la piel?

La ciencia ha demostrado que son varios y diversos los factores que inciden sobre la piel, facilitando el desarrollo de las arrugas. Algunos producen arrugas de carácter temporal, en tanto que otros, la formación de arrugas permanentes.

Las expresiones faciales, las diferentes posiciones que adoptamos mientras dormimos, nuestros patrones de contracción muscular en la piel, la pérdida de masa corporal, la disminución de colágeno, así como varios factores genéticos, tienen una función determinante en la creación y fijación de las arrugas.

Es claro que el deterioro corporal, asociado a la edad, juega un papel - ineludible - en la formación de las arrugas. Aunque, más que la edad, es el paso del tiempo y el constante abuso inconscientemente ejercido sobre la piel. La repetición de dicho abuso, con el tiempo causan daños permanentes en la piel, daños que percibimos- erradamente - como asociado a la edad.

El daño de la piel también puede ser producido una multitud de agentes externos, tales como la presión ejercida por un objeto sobre la piel, la exposición excesiva al sol, la falta de hidratación, la falta de humedad del aire, la exposición al viento y el tabaquismo también pueden provocar la aparición de arrugas.

Ciertas arrugas son de carácter temporal, al menos, inicialmente. Ellas, generalmente, se producen como resultado de someter a la piel a algún elemento externo. Este es, por ejemplo, el caso de las arrugas que aparecen en los dedos tras una inmersión prolongada en el agua. Pequeñas arrugas aparecen en las manos como fruto de la vasoconstricción de los vasos sanguíneos de la mano (WILDER-SMITH, Einar; CHOW, Adeline, 2003), y que, generalmente, desaparecen una vez estamos secos. Sin embargo, con el tiempo y la frecuente inmersión de las manos en el agua, parecieran hacerse permanentes.

Otras, también de carácter temporal, inicialmente, aparecen por la presión ejercida por un objeto sobre la piel. Éstas, aunque cuando somos jóvenes desaparecen.

 

Factores más comunes que favorecen a la aparición de arrugas

Existen diversos factores que favorecen el desarrollo de arrugas en diferentes áreas de nuestra piel. Veamos algunos de los más importantes:

  • La edad (envejecimiento).
  • La posición habitual para dormir.
  • La pérdida de masa corporal.
  • Las expresiones faciales habituales.
  • La exposición a los rayos solares.
  • Fumar.
  • Mala hidratación.
  • Pérdida del agua corporal.
  • Inmersión prolongada en agua (factor temporal).

En publicaciones posteriores profundizaremos en cada uno de estos factores y cómo puedes mitigar sus efectos sobre tu piel.

 

 

Por Francisco MONTES GÓMEZ. Actualizada el .

 

Francisco MONTES GÓMEZ
Francisco es Co-Fundador y Director Nunuku. Posee una amplia experiencia internacional en diversas industrias donde se ha desempeñado como gestor y consultor en temas de estrategia, marketing y procesos.

 

 

 

REAL ACADÉMIA ESPAÑOLA (RAE); Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).(2020). Arruga: Diccionario de la lengua española. Retrieved December 05, 2020, from https://dle.rae.es/arruga

WILDER-SMITH, Einar; CHOW, Adeline. (2003). Water-immersion wrinkling is due to vasoconstriction. Muscle & nerve. 27. 307-11. 10.1002/mus.10323.